Nuevo planteamiento estratègico de salud pùblica para la UE (2008-2013)

Sàbado
11:17:08
Noviembre
29 2008

Nuevo planteamiento estratègico de salud pùblica para la UE (2008-2013)

El presente Libro Blanco define una nueva estrategia comunitaria de salud pùblica hasta 2013 para afrontar los crecientes problemas sanitarios de la población como el envejecimiento, las amenazas transfronterizas para la salud o las enfermedades relacionadas con modos de vida poco saludables. Con esta estrategia se pretende reforzar, en un marco ùnico, la cooperación comunitaria en ámbitos en los cuales los Estados miembros no pueden actuar solos; garantizar una mejor comprensión de la salud pùblica a escala europea y mundial, y dar más prioridad a la salud en el conjunto de las políticas. A tal efecto, el Libro Blanco propone cuatro principios y tres objetivos estratègicos para los próximos años.

View 183.1K

word 1.7K read time 8 minutes, 44 Seconds

Bruxelles:ACTO. Libro blanco de la Comisión, de 23 de octubre de 2007, «Juntos por la salud: un planteamiento estratégico para la UE (2008-2013)» [COM (2007) 630 final - no publicado en el Diario Oficial].


SÍNTESIS


El ámbito de la salud es competencia fundamental de los Estados miembros. El cometido de la Unión Europea (UE), de conformidad con los tratados, es emprender acciones complementarias a las de los Estados miembros, aportándoles un valor añadido europeo, concretamente en cuanto a las principales amenazas para la salud pública, en cuestiones con repercusiones transfronterizas o internacionales y en las relativas a la libre circulación de bienes, servicios y personas.


Por eso resulta imprescindible un procedimiento intersectorial, y la protección de la salud pública debe formar parte de todas las políticas comunitarias.


La nueva estrategia que propone el presente Libro Blanco se refiere a la salud en todos sus sectores. Asimismo hay que hacer frente, en un marco estratégico único, a crecientes problemas sanitarios de la población como son los cambios demográficos, las pandemias, el bioterrorismo y las enfermedades relacionadas con modos de vida poco saludables.


El presente Libro Blanco propone cuatro principios para los próximos años.


Principio nº 1: una estrategia basada en valores sanitarios compartidos


La Comisión y los Estados miembros colaboraron para idear un planteamiento de los sistemas sanitarios de la UE que se base en valores comunes.


En 2006, el Consejo adoptó una declaración sobre estos valores, entre los que destacan como fundamentales la universalidad, el acceso a una atención de calidad, la equidad y la solidaridad.


Sobre esta base debería adoptarse una nueva declaración acerca de los valores compartidos de la política sanitaria en sentido amplio.


La política sanitaria comunitaria debe asimismo tomar en consideración los derechos de los pacientes, como la participación en la toma de decisiones y los conocimientos en materia de salud. Por lo tanto, la Comisión debe apoyar programas, dirigidos a distintos grupos de edad, que estimulen los conocimientos en materia de salud.


En este ámbito siguen existiendo desigualdades entre Estados miembros y regiones, como también a escala mundial. Son totalmente reales las diferencias de esperanza de vida al nacer entre países europeos. Dado que la reducción de las desigualdades es un valor relacionado con la mejora de la salud, la Comisión propondrá medidas para contribuir a reducirlas.


La política sanitaria debe estar basada en los mejores conocimientos científicos disponibles. A tal efecto, la Comisión debe recabar datos comparables procedentes de los Estados miembros. Por ello, es necesario un sistema de indicadores sanitarios con mecanismos comunes para la recogida de datos comparables a todos los niveles.


Principio nº 2: la salud es el tesoro más preciado


La productividad y la prosperidad económica dependen de la buena salud de la población. La esperanza de vida con buena salud, es decir, el número de años durante los cuales la población vive con buena salud, es un factor importante de crecimiento económico.


Por su parte, los costes relacionados con los problemas de salud representan una verdadera carga para la sociedad. Por tanto, los gastos sanitarios deberían hacerse en primer lugar como inversiones en prevención, para proteger la salud del conjunto de la población.


No siempre se comprenden fácilmente las repercusiones económicas de la mejora de la salud pública, ni los factores económicos relacionados con la salud y la enfermedad. La Comisión y los Estados miembros deben elaborar un programa de estudios analíticos sobre los vínculos económicos entre el nivel de salud, la inversión en salud y el crecimiento económico.


Principio nº 3: la salud en todas las políticas (la iniciativa HIAP, Health In All Policies)


La política sanitaria no es la única política determinante en materia de salud. También son esenciales otras políticas, como las medioambientales, de investigación, regionales, de reglamentación de los productos farmacéuticos y alimentarios, la coordinación de los regímenes de seguridad social o la fiscalidad del tabaco. Por eso es importante generar sinergias entre todos los sectores primordiales para la salud.


La presencia de la salud en todas las políticas hace posible una actuación comunitaria más eficaz.


La globalización obliga a aplicar este planteamiento también a la política exterior, el desarrollo y el comercio.


Todo ello quiere decir que la Comisión y los Estados miembros deben incrementar la integración de la salud en las políticas comunitarias, nacionales y regionales.


Principio nº 4: reforzar la voz de la UE en el ámbito de la salud a nivel mundial


Para proteger mejor la salud de los ciudadanos, tanto europeos como de terceros países, la UE debe contribuir en mayor medida a la salud en el mundo. Las actuaciones comunitarias no deben disociarse de la política mundial.


Por lo tanto, hay que mejorar la posición de la UE en las organizaciones internacionales y reforzar la cooperación con los socios.


Por último, hay que velar por la integración adecuada de la salud en los mecanismos de ayuda exterior de la UE, y deben aplicarse los acuerdos internacionales en materia de salud, en particular el Reglamento Sanitario Internacional.


Además de estos principios, tres objetivos estratégicos definen la acción comunitaria a favor de la salud para los próximos años.


Objetivo I: promover la buena salud en una Europa que envejece


Europa tiene una baja tasa de natalidad, y sus habitantes se hacen cada vez más viejos. Está claro que en los próximos años el envejecimiento de la población conllevará una mayor demanda de asistencia sanitaria.


Por consiguiente, los gastos asistenciales estarían llamados a aumentar. No obstante, este incremento de los gastos sanitarios puede reducirse a la mitad si la población mantiene una buena salud, aun envejeciendo.


Por todo ello, la Comisión debe apoyar las medidas adecuadas para mejorar la salud de las personas de edad avanzada, de las personas en activo y de los niños, de modo que la población sea más productiva y envejezca manteniendo su buena salud.


También es preciso tomar otras medidas, concretamente sobre tabaco, nutrición, alcohol y salud mental, y se elaborará una guía sobre el cribado del cáncer.


Objetivo II: proteger a los ciudadanos frente a las amenazas para la salud


La protección de la salud es obligatoria en la UE. A escala comunitaria, esta protección se plasma en la evaluación científica del riesgo, la preparación y la reacción frente a las epidemias y el bioterrorismo, la mejora de la seguridad de los trabajadores y las intervenciones para prevenir los accidentes.


No obstante, todavía falta por instaurar una cooperación comunitaria y una coordinación entre los Estados miembros y los agentes internacionales para luchar contra las pandemias, los incidentes biológicos y el bioterrorismo.


Se necesita asimismo evaluar las repercusiones sobre la salud pública de nuevas amenazas, como las relacionadas con el cambio climático, y también reforzar los mecanismos de vigilancia y de reacción frente a las amenazas para la salud.


Objetivo III: fomentar sistemas sanitarios dinámicos y nuevas tecnologías


Las nuevas tecnologías pueden mejorar la prevención de las enfermedades y facilitar la seguridad de los pacientes.


Es preciso, por tanto, establecer un marco comunitario de servicios asistenciales seguros y de calidad, y establecer medidas para apoyar a los Estados miembros y a las regiones en su gestión de la innovación de los sistemas de salud.


Mecanismos de puesta en práctica y financiación


Los Estados miembros deben colaborar estrechamente en esta estrategia. La Comisión propondrá un mecanismo de cooperación estructurada para la aplicación de la estrategia, con el fin de favorecer la cooperación entre los Estados miembros.


Esta estrategia se financiará a través de los instrumentos del actual marco financiero, que expira en 2013.


ACTOS CONEXOS


Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 30 de mayo de 2007, «Donación y trasplante de órganos: acciones de la UE» [COM (2007) 275 final - no publicada en el Diario Oficial].


Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 15 de diciembre de 2005, sobre la lucha contra el VIH/SIDA en la Unión Europea y los países de su entorno, 2006-2009 [COM (2005) 654 final - no publicada en el Diario Oficial].


Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 12 de diciembre de 2005, «Estrategia de acción de la UE relativa a la escasez de recursos humanos en el sector sanitario en los países en desarrollo» [COM (2005) 642 final - no publicada en el Diario Oficial].


Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 30 de abril de 2004, «La salud electrónica - hacia una mejor asistencia sanitaria para los ciudadanos europeos: plan de acción a favor de un Espacio Europeo de la Salud» [COM (2004) 356 final - no publicada en el Diario Oficial].


Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 16 de mayo de 2000, sobre la estrategia sanitaria de la Comunidad Europea [COM (2000) 285 final - no publicada en el Diario Oficial].

Source by Europe


LSNN is an independent publisher that relies on reader support. We disclose the reality of the facts, after careful observations of the contents rigorously taken from direct sources. LSNN is the longest-lived portal in the world, thanks to the commitment we dedicate to the promotion of authors and the value given to important topics such as ideas, human rights, art, creativity, the environment, entertainment, Welfare, Minori, on the side of freedom of expression in the world «make us a team» and we want you to know that you are precious!

Dissemination* is the key to our success, and we've been doing it well since 1999. Transparent communication and targeted action have been the pillars of our success. Effective communication, action aimed at exclusive promotion, has made artists, ideas and important projects take off. Our commitment to maintain LSNN is enormous and your contribution is crucial, to continue growing together as a true team. Exclusive and valuable contents are our daily bread. Let us know you are with us! This is the wallet to contribute.

*Dissemination is the process of making scientific and technical information accessible to a non-specialist public. This can come through various forms, such as books, articles, lectures, television programs and science shows.


Similar Articles / Nuevo pl...008-2013)
from:
by:
01 gen 1970
from: ladysilvia
by: Unity
from: ladysilvia
by: Arcigay